Cómo recuperar la luminosidad de la piel

Así como hay ciertos problemas de la piel, como el envejecimiento, que se presentan solo a una cierta edad, hay otros factores que nos afectan de manera universal a todas las pieles, sean de la edad que sean. Y la luminosidad es uno de los que más se repiten y al mismo tiempo el que tiene la solución más sencilla. Esta pasa por atender a las necesidades de nuestra piel y seguir una rutina de cuidado completa y aplicada de manera constante. Las causas, además de la falta de tratamiento cosmético, pueden ser también que sigamos una mala alimentación y que no durmamos lo suficiente. Estos dos factores se han dado de manera generalizada durante el confinamiento por lo que es posible que tu piel no esté pasando por su mejor momento. Un rostro con vitalidad siempre nos dará un aspecto mucho más saludable por lo que te recomendamos seguir todos estos pasos con los que recuperar la luminosidad de tu piel. 

Tips para recuperar la luminosidad del rostro

¡Limpia la piel en profundidad! 

La mejor rutina de belleza es la que se realiza de manera constante, mañana y noche. Y siempre debe comenzar con un buen limpiador que retire todos esos restos de maquillaje y contaminación que se van quedando adheridos a nuestra piel. Es lo mejor que puedes hacer por tu piel para evitar la aparición de puntos negros o acné. Y al contrario de lo que se tiende a pensar, hoy en día hay mil fórmulas que cuidan la piel sin resecarla y sin retirar sus aceites naturales. Este de Perricone con Vitamina C es el mejor ejemplo, ¡masajearlo mañana y noche en tu rostro será una delicia! Nutrir en profundidad, con crema hidratante a diario y mascarillas faciales un par de veces a la semana también será muy importante.

¡Encomiéndate a la vitamina c!

Cualquier producto que presuma de devolver la luminosidad al rostro debería contener en su formulación una dosis de vitamina C. Tiene infinitos beneficios ya que es infalible a la hora de mejorar el tono de la piel a la vez que interviene en la síntesis del colágeno y la elastina, por lo que mejora y previene también las arrugas de expresión. Fíjate también en su composición ya que para que sea verdaderamente efectivo, un producto debería tener entre un 10 y un 20% de esta vitamina. Y además de en la cosmética también te recomendamos incluir esta vitamina en tu dieta con alimentos como la naranja, las uvas, el tomate, las espinacas o los frutos rojos. Estos antioxidantes son la clave de la iluminación y la producción de colágeno. En su defecto, tanto el tabaco como el alcohol apagan y resecan la piel.

¡Incorpora la exfoliación a tu rutina!

¿Limpias e hidratas tu piel a diario y la sigues notando apagada? Este misterio suele tener como respuesta una falta de exfoliación. Sin ella estamos impidiendo la regeneración celular de nuestra piel por lo que el tono apagado está asegurado. Una vez a la semana, activa tu piel con la fórmula exfoliante que más te guste. Para principiantes o para aquellas a las que os guste ser prácticas, os recomendamos estos discos de Rodial que purifican, limpian en profundidad y perfeccionan la tez aportándole un potente cóctel de vitamina C, ácido glicólico y salicílico, a la vez que elimina las células muertas de la superficie.

Bonus track: ¡productos de efecto flash!

Si aún siguiendo todos estos consejos tu piel se revela y sigue sin recuperar la luminosidad que le pertenece prueba con el maravilloso mundo de las ampollas. Estos productos concentrados harán maravillas en tu piel. Nuestras favoritas son las de Germinal. Por su buenísima relación calidad/precio siempre nos acompañan en nuestro neceser.

¡Encomiéndate a la vitamina c!

Cualquier producto que presuma de devolver la luminosidad al rostro debería contener en su formulación una dosis de vitamina C. Tiene infinitos beneficios ya que es infalible a la hora de mejorar el tono de la piel a la vez que interviene en la síntesis del colágeno y la elastina, por lo que mejora y previene también las arrugas de expresión. Fíjate también en su composición ya que para que sea verdaderamente efectivo, un producto debería tener entre un 10 y un 20% de esta vitamina. Y además de en la cosmética también te recomendamos incluir esta vitamina en tu dieta con alimentos como la naranja, las uvas, el tomate, las espinacas o los frutos rojos. Estos antioxidantes son la clave de la iluminación y la producción de colágeno. En su defecto, tanto el tabaco como el alcohol apagan y resecan la piel.

 

Los mejores productos iluminadores para tu piel 

Ahora que ya sabes los principales pasos para recuperar la luminosidad de tu piel solo nos queda recomendarte los productos más adecuados para devolver a tu piel el aspecto jugoso que se merece.  Los hemos fichado todo en la sección de belleza de El Corte Inglés y los tienes disponibles pinchando en el enlace de arriba.

Sérum Powerful Strength Line-Reducing Concentrate de Kiehl’s, en El Corte Inglés

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *