¿Qué es el strobing y por qué todo el mundo habla de esta técnica de maquillaje?

El mundo de la belleza y el maquillaje está en constante evolución. Cada vez hay más productos y tendencias en torno a estas disciplinas. ¿Una de las que triunfa últimamente? ¡El strobing! Si no lo has oído nunca seguro que te estás preguntando de qué se trata. Pues bien, el strobing es una técnica de maquillaje que se utiliza para darle forma y definición al rostro a través de toques de luminosidad en diferentes partes de la cara. Seguro que te recuerda algo al contouring, ¿verdad? La finalidad de darle forma al rostro es la misma pero la técnica es totalmente opuesta: mientras este último trata de marcar las zonas oscuras, el strobing busca darle esplendor a la piel.

Qué es el strobing

¿Por qué gusta tanto? Pues porque además de definir la silueta de la cara realzando los volúmenes de esta con luz, tanto huesos como zonas carnosas, también le da un aspecto saludable y fresco. Y es que, al aportarle brillo, la piel se ve mucho más jugosa y por ende más joven. El resultado es tan maravilloso que se ha convertido en la técnica favorita de las pasarelas y editoriales de revista. ¿Quieres apostar por ella tú también? ¡Te damos las claves!

Cómo se aplica el strobing

Como te hemos comentado, el strobing trata de darle luminosidad a diferentes zonas del rostro. Las más comunes de aplicación son la parte superior de los pómulos, el lagrimal, el hueso de las cejas, el nacimiento de la nariz, la barbilla, el arco de cupido situado sobre los labios y las sienes. ¿Qué se consigue al darle luz en alguno de esos puntos? Agrandar o ensanchar esas partes. ¿Cuándo se aplica? Una vez puesta tu base habitual. ¿Cómo? Con pequeños toquecitos si es en crema en la zona a tratar, o con la brocha sutilmente si son polvos.

Cómo aplicar el strobing
  • ¿Dónde aplicarlo según lo que se quiera conseguir?
    – En la mirada: Si tienes los ojos caídos, la zona que debes iluminar es el párpado fijo. Y si lo que buscas es aumentar ópticamente la separación de los ojos, tendrás que hacerlo en la zona del lagrimal.
    – Para pronunciar los pómulos, tendrás que iluminar la parte superior de este desde la mitad del pómulo hasta las sienes.
    – Si lo que buscas es agrandar el arco de cúpido (la distancia que hay de labio a nariz) tendrás que aplicar unos toques de iluminador justo ahí.
    – Para afinar la cara (rostros redondos) las zonas a las que tienes que darle luz son la barbilla, la nariz y la frente.
  • ¿Qué hay que tener en cuenta al practicar el strobing?
    – Utiliza siempre un iluminador adecuado para tu tono de piel.
    – No lo uses sobre las arrugas grandes pues se marcarán aún más.
    – Intenta aplicarlo siempre con luz natural para que no resulte artificial.
    – Evita productos con efecto metalizado.

Ahora que ya sabes lo qué es y todo lo que puedes conseguir con esta técnica, es el momento de hacerte con los productos para ponerla en práctica. ¡Te soplamos los mejores!

Los productos que necesitas para iluminar la piel

Stick Iluminador de Guerlain, de venta en El Corte Inglés

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *