La rutina facial que debes seguir según tu edad

Nuestra piel necesita unos cuidados diferentes según vamos cumpliendo años ya que las necesidades de esta cambian con el paso del tiempo. Una piel joven y una madura, por ejemplo, son completamente distintas: por lo tanto, debemos cuidarla de distinta manera. Así que, tengas la edad que tengas, continúa leyendo porque aquí te contamos la rutina facial que mejor se adapta a ti.

Rutina facial para todas las edades

Si bien es cierto que cada edad tiene unos cuidados y productos específicos para ella, también hay denominadores comunes en la rutina facial de todas las mujeres (tengan los años que tengan).
– El primer punto en común es la limpieza. Todas y cada una de nosotras tenemos que poner en práctica este ritual antes de comenzar con nuestros tratamientos.
– El segundo, la protección solar. Es fundamental protegerse del sol a cualquier edad y en cualquier época del año. De ello dependerá la salud y aspecto de nuestra piel.

© Unsplash

La piel a los 20

Si estás en este momento de tu vida, seguro que gozas de una piel radiante, tersa y con mucha vitalidad. Al igual que tú, tu piel es muy joven. Pero no por eso debes olvidarte de cuidarla. Y es que, por muy bien que veamos nuestra tez, debemos prestarle atención si no queremos que luego nos pase factura.

¿Qué necesita nuestra piel a los 20? Mucha hidratación pero sin excesos. En esta década debemos, además de limpiarla y protegerla, hidratarla por la mañana y la noche con cremas según la tipología de esta: seca, mixta o grasa. También, tendrás que exfoliarla una vez a la semana.

Rutina facial a los 20 años
© GtresOnline

La piel a los 30

Aunque con 30 años sigues siendo muy joven, a esta edad ya se empiezan a notar los primeros signos de la edad como pequeñas arrugas o líneas de expresión. Así que llegado este momento, hay que comenzar a incluir nuevos tratamientos a nuestra rutina facial.

¿Cuáles? La mascarilla una vez a la semana (ahora hay que darle un extra de hidratación a nuestra piel). El sérum antes de aplicarnos nuestra crema habitual para potenciar sus efectos. Y el contorno de ojos para evitar, en la medida de lo posible, las temidas patas de gallo.

Emma Stone
© GtresOnline

La piel a los 40

Si en la década de los 30 los primeros signos de envejecimiento y las líneas de expresión son nuestra principal preocupación, cuando llegamos a los 40, le ponemos el foco a las manchas y a las arrugas más marcadas.

¿Qué tratamientos debemos utilizar a partir de los 40? Todo lo anterior añadiendo productos más nutritivos y que contengan vitamina C. El sérum tiene que elijas tiene que, preferiblemente, contener esta vitamina y que además sea reparador. La crema de noche tiene que ser aún más nutritiva y con una mayor concentración de activos (ácido hialurónico, colágeno…) ya que tu piel lo requiere. Además, debes prestarle más atención a tu cuello y escote, esos grandes olvidados.

Penélope Cruz a los 40
© GtresOnline

Pieles más allá de los 50 años

Cuando llegamos a los 50, a las preocupaciones anteriores también se le suma la de la flacidez. Ya no solo basta tratar las arrugas y manchas, ahora también tenemos que enfocarnos en la firmeza ya que la piel comienza a descolgarse. ¿Cómo? Además de seguir cuidándonos como hasta ahora y con productos específicas para esta edad, también podemos complementarlos con suplementos orales de colágeno y ácido hialurónico, ya que cuanto mayor somos, menos cantidad produce nuestro cuerpo.

Rutina facial a partir de los 50 años
© GtresOnline

Pero, ¿cuáles son los mejores productos para cada generación? Entra en nuestra galería y descubre cuál es la cosmética que mejor te funcionará.

Los mejores productos para la piel según la edad

Rénergie Multi-Lift Ultra de Lancôme, de venta en El Corte Inglés

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *